zumo naranja natural

Creencias populares sobre el zumo de naranja natural.

En el famoso breakfast inglés siempre hay un hueco para un vaso de zumo de naranja natural que acompaña al resto de alimentos. En España, donde la naranja es la fruta más consumida, es también una costumbre muy arraigada empezar el día con un zumo de esta saludable fruta, siendo una opción que ha ido ganando adeptos con el tiempo. Para muchos, esta es la manera más deliciosa de tomar la fruta y de comenzar el día con energía.

El zumo de naranja, un fuente de vitaminas y minerales

Desayunar un vaso de zumo de naranja es ideal para aportar a nuestro organismo una cantidad importante de agua, de vitaminas y de minerales como el calcio, el magnesio o el potasio. Las propiedades de esta extraordinaria fruta son tan numerosas que incluso podemos sacarle provecho a su cáscara. De todo ello ya os hablamos en otro de nuestros artículos en el que se detallan ampliamente las propiedades de la naranja.

Si bien estas propiedades son bastante conocidas por todos y la mayoría de personas asocia la ingesta de zumo de naranja natural a un hábito sano y saludable, la realidad es que durante los últimos años se han generado algunas dudas entorno a esta forma de consumir fruta. En el presente artículo, vamos a tratar de resolver estas dudas y de desmentir algunas falsas creencias populares que existen acerca del zumo de naranja.

¿Pierde vitaminas?

Uno de los mitos más arraigados al zumo de naranja es que si se toma mucho después de haberse exprimido pierde completamente sus vitaminas. La realidad es que todos los zumos van perdiendo sus vitaminas con el paso de tiempo, si bien no es de manera inmediata y tiene que pasar al menos doce horas para que la vitamina C pierda parte de su potencial, conservándose perfectamente durante estas primeras doce horas.

Por ello, es necesario saber cuanto dura el zumo de naranja recién exprimo, con el fin que que lo consumamos en un estado óptimo. En este sentido, debemos saber como conservar el zumo de naranja, siendo recomendable su introducción en la nevera. La conservación en altas temperaturas o en condiciones extremas también puede producir una disminución de la vitamina C.

¿Aparecen cáries?

Otra de las creencias populares más asocioadas al consumo de zumo de naranja es que este provoca la aparición de caries. Sin embargo, el hecho de que el zumo contenga de manera natural azúcar no es sinónimo de que por si solo sea capaz de generar caries, sino que estas aparecen como consecuencia de una limpieza bucal inadecuada en conjunción con otros factores, entre los que se encuentran una alta ingesta de azúcar. Por lo tanto, es falso concluir que el zumo de naranja provoca las caries de manera directa.

¿El zumo de naranaja engorda?

Las calorias que contiene una naranja son pocas en comparación con otros alimentos. Por cada 100 gramos solo contiene 40 calorias aproximadamente. En un zumo, la aportación calórica dependerá del número de naranjas que se han utilizado. No obstante, tomar un zumo de naranja no va a ser de ningún modo el responsable de que engordemos, sino que es el conjunto de alimentos que componen la dieta el que va a derivar o no en un aumento de nuestro peso.

Un alimento, siempre y cuando no se abuse de él, es incapaz de ser el culpable de que engordemos. De hecho, el zumo natural de naranja tiene el mismo ázucar que la naranja, ni tan siquiera alcanza  el 9 por ciento de todo su valor nutricional.

¿Evita el resfriado el zumo de naranja?

Si el zumo no es el responsable de provocar las caries ni de engordar, tampoco puede ser tomado en cuenta como una especie de medicina que nos cure el resfriado. Sin embargo, si que es posible llegar a la conclusión de que el zumo de naranja es uno de los mejores alimentos que ayudan a prevenir los resfriados, puesto que su alto contenido en vitamina C permite fortalecer el sistema inmune. En invierno y especialmente en los días que más frio hace el zumo de naranja puede ser nuestro mejor aliado a la hora de prevenir las gripes o constipados.

Si nos hacemos la pregunta de cuando tomar el zumo de naranja con el fin de prevenir catarros y resfriados, este es sin duda el desayuno, tal y como lo corroboran diversos estudios.

Tengo diabetes ¿puedo tomar zumo de naranja?

Una idea bastante extendida durante mucho tiempo era la de que era perjudicial tomar zumo de naranja natural si padecías diabetes. Una idea que choca con la premisa de que la fruta es prácticamente siempre saludable, aunque el hecho de ser diábetico hace necesario controlar la cantidad de fruta y de zumo de naranja que ingerimos, por lo tanto, si que tenemos que tomar ciertas precauciones a la hora de decidir que alimentos incorporamos a la dieta. En conclusión, los diabéticos pueden tomar zumo de naranja, pero con precuaciones.

Además de las indicadas existen otras creencias populares alrededor del zumo de naranja. Existe por ejemplo la creencia por parte de muchos de que el zumo de naranja estriñe, una creencia popular equivocada puesto que contiene un alto contenido en fibra y ácido úrico que permiten disolver las heces de nuestro organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *